Ya se encuentra en libertad el joven cubano Luis Alberto Souto quien salvara la vida de un grupo de balseros a punto de naufragar cerca de las costas de los Cayos de la Florida.

Souto de 30 años, tiene un caso pendiente con las autoridades estadounidense pero luego de 24 días de detención finalmente pudo salir y regresar a casa con su esposa e hijo.


El pasado 26 de mayo el cubano se encontraba pescando con un amigo cuando se encontraron con los balseros, entre ellos un niño de cinco años, y decidieron ayudar.

Según relató a AmericaTeVe, en cuanto el grupo de cubanos subió al bote de Souto, y este buscaba una bengala para pedir ayuda, fueron sorprendidos por un bote de la guardia costera que navegaba a oscuras.

«Cuando estoy buscando la bengala, atrás de mí estaba el Coast Guard, oscuros. El nunca tuvo las luces de navegación encendidas ni nada, quiere decir que ellos estaban viendo lo que estaba pasando», contó Souto.

Para este cubano los días que estuvo arrestado fueron eternos, tras las rejas pasó su cumpleaños número 30 y también el día de los padres.


Este lunes Souto salió en libertad sin pagar fianza, con un grillete electrónico y en medio de una investigación Federal por supuesto intento de introducir migrantes en el territorio norteamericano.

La familia de Luis Alberto habilitó una página en GoFoundMe para recaudar fondos y ayudarlo a probar su inocencia.

«No es justo que me quiten la residencia, no me voy a dejar, no lo voy a firmar. Yo lo que hice fue guiarme por las leyes marítimas, salvar a unas personas, y me están acusando de algo que no hice», dijo el cubano.

Souto tendrá que comparecer frente a un juez de inmigración el próximo 16 de julio, de momento se encuentra preocupado por su amigo Nivaldo Galardo, quien se encontraba con él pescando y aún sigue detenido.