Locomotoras rusas (Imagen tomada de Cubadebate)

La estatal Empresa cubana Proveedora del Transporte (TRADEX) y la Empresa de Construcción de Briansk, perteneciente al Grupo Transmashholding suscribieron un contrato comercial en Moscú esta semana, para el envío de nuevas locomotoras a la Isla, con el objetivo de rehabilitar los ferrocarriles cubanos, dio a conocer Diario de Cuba, citando a la oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN).


De acuerdo al acuerdo económico, Rusia enviará a La Habana 23 locomotoras de alto porte, para la transportación de pasajeros y carga.

Al comienzo de este mes, arribaron a Cuba, siete locomotoras procedentes de Rusia, y el primer prototipo experimental de ferrobús (tren ultraligero).

La Isla pretende renovar el sector ferroviario cubano, a través de este programa de recuperación con la ayuda de Moscú, rehabilitando las vías férreas, reparando y habilitando talleres de locomotoras, así como la modernización del parque de equipos del país, tras varias décadas de explotación sin mantenimiento.


De 2016 a 2017, Cuba adquirió 588 vagones ferroviarios orientados principalmente a la transportación de carga, y para este año se espera lleguen a la Mayor de las Antillas otro lote de equipos.

El presidente ruso Vladímir Putin al recibir al designado gobernante cubano Miguel Díaz-Canel en noviembre del pasado año en Moscú, ofreció «ayuda para la construcción de la infraestructura de transporte», y según trascendió a la prensa, ambos abordaron el tema de la renovación de la red ferroviaria cubana.

Con el proyecto de colaboración, Rusia invertirá unos 1.000 millones de euros (equivalentes a unos 1.054 millones de dólares) en la Isla hasta el año 2030, informó la prensa cubana hace dos años atrás.