«A pesar de su gran experiencia en Rusia y su relación personal con muchos de sus líderes, (Tillerson) dijo que no tenía suficiente información para determinar si Putin y sus secuaces fueron responsables de ordenar el asesinato de innumerables disidentes, periodistas y opositores políticos», señaló Rubio. «Indicó que apoyará las sanciones a Putin por entrometerse en nuestras elecciones solo si cumplen la condición imposible de no afectar los negocios estadounidenses que operan en Rusia».

No obstante, agregó: «a pesar de mis reservas, apoyaré la designación del señor Tillerson en la comisión y en el pleno del Senado».

Ben Cardin, el demócrata de mayor nivel en la comisión, explicó que votará en contra de Tillerson, teniendo en cuenta que se negó a dar una opinión respecto a los crímenes de guerra de Rusia en Siria o señalar las violaciones de los derechos humanos del presidente filipino Rodrigo Duterte, al llevar a cabo matanzas extrajudiciales.