Ron DeSantis (Imagen: captura de pantalla Local 10 News)

Ron DeSantis, gobernador de la Florida visitó esta mañana, la Primera Iglesia Bautista de Piney Grove en Lauderdale Lakes, donde no solo elogió el legado del Dr. Martin Luther King Jr. y su liderazgo durante el movimiento de Derechos Civiles de los años 50 y 60, sino también prometió trabajar para expandir la educación escolar privada para familias de bajos ingresos, dio a conocer Local 10 News.


Según el republicano King habría aprobado el programa, y habló sobre su intención de eliminar la lista de espera para que cada niño que solicite una de esas becas pueda ir a una escuela privada, por lo que aseguró será una prioridad para él en la próxima sesión legislativa.

Los estudiantes de Piney Grove Boys Academy cantaron canciones en la iglesia el lunes, y dieron testimonios sobre el gran impacto que la escuela ha tenido en sus vidas.

Piney Grove Boys Academy es una pequeña escuela cristiana privada para niños de K-12 en Lauderdale Lakes.

Casi todos los estudiantes pudieron ingresar a través del grupo sin fines de lucro Step Up for Students, que brinda becas para estudiantes de bajos ingresos para que cuenten con la posibilidad de asistir a una escuela privada.


«Creo que el Dr. King estaría muy contento con lo que está haciendo esta escuela», afirmó DeSantis.

Los representantes de Step Up for Students comentaron que la beca promedio es de entre $ 6.000 y $ 7.000, que cubre casi por completo el costo de la matrícula para muchas familias.

«Sin la beca Step Up, mantenerlo en St. James es realmente difícil. Trabajo como camarera y estamos viviendo de cheque a sueldo», confesó Ghismide St. Jean, madre soltera de North Miami.

«Elegí la Escuela Católica St. James en North Miami sobre las escuelas públicas porque sufre de asma grave y tiene un pulmón colapsado. Por lo tanto, requiere esa atención personalizada», añadió la madre del niño de seis años de edad.

No obstante pese a las becas de Step Up, unos diez mil niños aparecen en la lista de espera, de ahí que el gobernador se haya comprometido a eliminar la misma, para que cada niño que lo solicite pueda beneficiarse del programa.