Una bodega, situada en la Calzada de Managua, frente al CUPET La Lira, fue robada e incendiada durante la madrugada del pasado 11 de diciembre.

La policía tuvo que acudir al lugar de los hechos, agentes del Departamento Técnico Investigaciones (DTI), de la Seguridad del Estado y de la guardia operativa de Criminalística, rodeaban el lugar en horas de la mañana.

Las autoridades estuvieron hasta pasadas las 2:00 pm efectuando pesquisas. Tomaron fotos, declaraciones de los vecinos y pruebas en la bodega 1880 del municipio habanero de Arroyo Naranjo.

El establecimiento está ubicado en un área con bastante luz, y donde circulan casi a toda horas las personas, la entidad es una de las dos que suministra alimentos racionados de la canasta básica a consumidores del reparto La Lira. La bodega también cuenta como un punto de venta de venta de ron a granel.


Una vecina contó a Diario de Cuba que, “en la mañana había sacos que parecían de arroz y azúcar al costado de la bodega. Parece que no se los pudieron llevar”.

“El fuego quemó dos tanques plásticos y algunos sacos, pero no alcanzó a ser de grandes dimensiones”, detalló otro vecino.

El martes la entidad se encontraba sin brindar servicios a la población, permanecía cerrada, y por un orificio se podían ver los daños en el lugar a causa del incendio, y alimentos por doquier relacionados con el hurto.

Uno de los vecinos estaba esperando a que llegaran autoridades de la Empresa de Comercio para que cerraran una llave de agua potable que quedó abierta en la bodega, y estaba inundando el pasillo de su casa.

“Desgraciadamente el administrador será sancionado como responsable, según la política de la empresa de comercio. Él tiene que hacer guardia o pagar a un custodio para que vigile los productos de la bodega», comentó el administrador de un puesto de venta próximo al lugar.

En el barrio capitalino hay rumores de que los delincuentes fueron atrapados, sin embargo ni la policía, ni ninguna otra autoridad ha confirmado la información de manera oficial.