Los cuatro pilotos de Hermanos al Rescate que fallecieron hace 21 años al ser derribadas sus avionetas por cazas de la Fuerza Aérea de Cuba cuando buscaban balseros en el mar, fueron recordados hoy por un grupos del exilio cubano en Miami según reportó EFE.


“Duele constatar que el crimen después de tantos años permanece impune”, dijo Sylvia Iriondo hoy, quien sobrevivió al hecho y es hoy presidenta de la organización Madres y Mujeres contra la Represión (MAR).

De esta manera en el día de hoy los familiares de las víctimas y grupos del exilio cubano en Miami llevaron a cabo un homenaje para recordar a los pilotos que cuyas vidas fueron arrebatadas en tan lamentable hecho: Manuel de la Peña, de 24 años, Carlos Acosta (29), Armando Alejandre (45) y Pablo Morales (29).

El acto tuvo lugar en el aeropuerto de Opa-locka, al norte de Miami, en la Florida, que fue exactamente el punto de partida de los pilotos el 24 de febrero de 1996 en tres avionetas Cessma Skymaster que pertenecían a la organización de ayuda a los balseros.


Dos de las aeronaves fueron derribadas en espacio aéreo internacional por cazabombarderos Migs de Cuba y la otra, pese a que fue perseguida durante una hora, logró regresar a la base. Ante tal situación el gobierno cubano salió en su defensa alegando que habían incurrido en una violación de su espacio aéreo.

Además de Iriondo, se salvaron otro grupo de personas, como su esposo Andrés (ya fallecido), José Basulto (fundador de Hermanos al Rescate) y el copiloto Arnaldo Iglesias.

Según Sylvia Iriondo, Nueva York será sede de otro acto de este tipo en tributo a los caídos.