Restaurantes en Downtown Doral- Foto de Cuba en Miami

Varios restaurantes en Miami Dade han comenzado a recibir notificaciones de las autoridades locales para que remuevan sus mesas de los espacios al aire libre que comenzaron a ocupar en las calles durante la pandemia.

Por orden del gobernador Ron Desantis, el 1 de julio, los establecimientos que tenían mesas, carpas y contenedores en la calle para mantener el distanciamiento social, deberán volver a la situación que tenían antes de la pandemia.


Desde el Doral y Coconut Grove muchos algunos dueños han expresado su interés de mantener las mesas fuera ya que han podido ver una mejoría en sus finanzas.

Según Enrique Arce, gerente general del restaurante Pisco y Nazca, la apertura del boulevard en Downtown Doral los afectará en una manera negativa.

“Hubo mucha aceptación al tener esta calle cerrada, no solo por el espacio, incluso se volvió en un área de eventos y de transito de familias”, dijo a AmericaTeVe.

Empresarios y agentes de bienes raíces en la ciudad del Doral, consideran que el permiso temporal concedido durante la pandemia contribuyó a que muchas personas se interesaran por la zona.


Políticos y empresarios han pedido a la alcaldesa Daniella Levine Cava que abogue por mantener el permiso temporal, a fin de que los establecimientos puedan recuperarse de los efectos de la pandemia.

Entre ellos, el comisionado de la Ciudad de Miami, quien se postula al senado de los Estados Unidos, Ken Russell.

Las personas que se oponen por su parte argumentan la necesidad de que las calles vuelvan a abrir al tránsito. El cierre de vías, o incluso espacios de estacionamiento como sucediera en la Pequeña Habana, representa un inconveniente para muchos conductores.

“Tenemos que decidir que es más importante la calidad de vida de la gente o los carros”, dijo Russell al respecto.