Un inspector estatal estuvo en The Catalina Hotel en South Beach la semana pasada y ordenó cerrar el restaurante de sushi dentro del hotel.

La inspección informa el nombre del restaurante como Kung Fu Sushi, pero el nombre en el menú es Fung Ku.

El inspector observó que se encontraron más de 60 cucarachas en el restaurante.