Downtown Miami. Foto: Mia2you / Shutterstock.com

Los alquileres residenciales promedio en el sur de Florida aumentaron un 35,8% año tras año, el más alto para cualquier área metropolitana en los Estados Unidos, según un informe reciente de Redfin (Nasdaq: RDFN).


El informe, publicado el 23 de noviembre, indicó que el alquiler mensual promedio año tras año aumentó un 12.5% ​​en todo el país a $ 1,895 por mes en octubre de 2021 en comparación con el año pasado.

En comparación, el alquiler mensual promedio año tras año fue de $ 2,891 en el área metropolitana de Miami, que en el análisis de Redfin, se extiende desde Florida City hasta Port St. Lucie y abarca prácticamente todos los condados de Miami-Dade, Broward y Palm Beach.

Justo detrás del sur de Florida se encuentra el área metropolitana de Seattle, cuyos residentes vieron aumentar los alquileres el año pasado en un 32,3% a $ 3,012 por mes. En tercer lugar está el área metropolitana de Jacksonville, con un aumento del 31,6% a $ 1,621 al mes. Los residentes del área metropolitana de Nueva York vieron un aumento del 30,9% a $ 3,665 por mes.

Joseph Thomas, director ejecutivo senior de mercados de la oficina de Marcus & Millichap en Fort Lauderdale, dijo que los aumentos de alquiler reflejan la alta demanda de apartamentos en el sur de Florida gracias a que los trabajadores remotos se mudan a la región. Aparte del clima, los alquileres comparativamente más baratos, la falta de un impuesto sobre la renta estatal y pocas restricciones a las empresas en medio de la pandemia de Covid-19 en curso están atrayendo personas a la región.

«Hay muchos inquilinos trasplantados que vienen al sur de la Florida para trabajar de forma remota porque las empresas [en sus áreas] estaban cerradas», dijo Thomas.


El aumento de la demanda por nuevos alquileres a su vez da un empujón a la construcción de nuevos edificios, solo que los desarrolladoras priorizan construcciones de Clase A, de primera línea, los cuales generan alquileres más altos desplazando en ocasiones las construcciones de Clase B y C.

Rentas que antes eran de $1500 ahora comienzan en $2000, y es algo que se ve cada vez más en barrios de Miami como Brickell, Wynwood y Edgewater.

Debido a que no hay control de alquileres en el sur de Florida, los propietarios «tienen rienda suelta para ajustar los alquileres». Además, si bien puede llevar un año desalojar a un inquilino en Nueva York, «en el sur de Florida es un proceso de 30 o 40 días».