Captura de pantalla 7News

Una residente de un complejo de apartamentos para personas de bajos recursos en el sur de Miami, denunció ante los medios de prensa locales la severa infestación de roedores con la que se vive en el edificio.


Conversando con Brian Entin de 7News, Nicole Johnson, explica la caótica situación del edificio, la cual a pesar de haber sido reportada a la gerencia hace 6 meses, no ha mejorado en absoluto.

Nicole mostró a las cámaras, como los roedores han abierto huecos en las paredes a lo largo de todo su apartamento. Con pedazos de cartón ha tenido que cubrirlos para evitar que sigan entrando.

«Es inhumano que alguien viva así», dijo Johnson.

Las cámaras capturaron varios huecos, tanto en la cocina como en el baño. También había excremento de roedores en los armarios. Johnson dijo que las ratas masticaron envoltorios de comida y destruyeron una almohada.


Y no es solo ella la afectada en el edificio. Los vecinos también se quejan de incluso escucharlos andar por entre las paredes.

«Es como si estuvieran viajando a través de las paredes. Una noche, lo oímos a través de las salidas de aire, y fue como, tuvimos que apagar todo porque estamos escuchando algo así como ‘Tsss. Tsss. Tsss ‘», dijo Kristopher Hart, otro residente.

Johnson dijo que se quejó con el propietario y comenzó a enviarle videos.

«Estoy harta de eso. No puedo más. No estoy acostumbrado a esto. Le dije que si una de estas cosas me muerde, va a ser un problema, y ​​lo digo en serio «. Y así lo refleja su acta médica, cuando hace solo unos días una de las ratas la mordió.

De acuerdo a 7News contactaron a los administradores del complejo, pero ellos aseguraron que se habían encargado del asunto y que Johnson es solo una inquilina descontenta.

El apartamento que ocupa Johnson es parte del programa conocido como Sección 8. Programa del gobierno que subsidia viviendas para personas de bajos ingresos, y la inspección de sanidad del mes de enero no fue satisfactoria confirmando que hay una «infestación de roedores».

Crystal Coleman del Departamento de Vivienda Pública de Miami-Dade dijo al ser contactada que, “Nos lo tomamos muy en serio, sí. Se trata de programas financiados por el gobierno federal. Esto es dinero de los contribuyentes «.

La unidad que ocupa Johnson fue eliminada del programa y ya no recibirá fondos del gobierno. Mientras tanto Johnson ha sido ubicada en un hotel mientras se soluciona su situación de vivienda. Los gastos del hotel los cubre el Departamento de Vivienda Pública de Miami-Dade.