Republicanos presentan resolución para honrar a José Daniel Ferrer y a la UNPACU por su labor/Imágenes tomadas de Five ThirtyEight y redes sociales

El jueves cuando José Daniel Ferrer era violentamente arrestado en Santiago de Cuba, los senadores estadounidenses Marco Rubio, Ted Cruz y Rick Scott presentaron una resolución honrando los esfuerzos del líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y su labor en defensa de los derechos humanos y la democracia, informa Martí Noticias.

A través de la resolución, los políticos republicanos condenan al régimen comunista, y llaman a la comunidad internacional para que apoyen al pueblo de Cuba en su lucha contra la dictadura.


«Durante décadas, el pueblo cubano ha sufrido atrocidades, opresión y miseria a manos del régimen comunista de Castro. Es espantoso escuchar el constante hostigamiento, tortura y condiciones inhumanas del régimen cubano en contra del líder José Daniel Ferrer, y los valientes miembros de UNPACU», recordó el senador Rick Scott mediante un comunicado.

El político floridano dijo que el mundo no puede ignorar el sufrimiento de los cubanos y su lucha por un país libre. Al tiempo que expresó siente orgullo de liderar a sus colegas «para apoyar a José Daniel Ferrer y los valientes activistas que luchan incansablemente por defender los derechos humanos, la libertad y el movimiento democrático en Cuba».

Mientras Marco Rubio hacía referencia a la injusta detención de Ferrer ayer, y denunció durante décadas «los hermanos Castro han recurrido a la violencia, la represión y detenciones arbitrarias para censurar y silenciar las voces de cualquier cubano que se oponga a su tiranía».

José Daniel Ferrer fue puesto en libertad el jueves, tras permanecer al menos ocho horas detenido.


A través de YouTube, el opositor declaró que al régimen «le asusta que, a pesar del terrorismo de Estado que han desatado contra los activistas y contra los indigentes, en los pocos días que duró el parcial levantamiento del cerco la sede se estaba llenando de personas».

Ferrer mostró a través de la plataforma digital como la sede en Altamira se llenaba de paisanos, y eso al parecer incomodó bastante a la dictadura que decidió nuevamente iniciar con el hostigamiento.