El youtuber cubano Jancel Moreno, activista LGBTI+, cerró su proyecto “Dame la Mano”, por presiones de la Seguridad del Estado.

Tras asistir el viernes a la cita en la estación policial de Alamar, en Habana del Este, el joven youtuber presionado y amenazado decide poner fin a su proyecto.


Moreno después de salir de la entrevista acudió a sus redes para informar que ya se encontraba en su casa pero psicológicamente afectado.

«No me extenderé, imagino que con los acontecimientos similares y recientes no haga falta. Yo no estoy trabajando activamente para NINGÚN MEDIO hace más de año. Es más, casi que mi cara ha desaparecido de muchos espacios por las circunstancias del periodo. (Cosa que la Seguridad del Estado celebra como victoria y ‘buen comportamiento’)», comentó el youtuber Moreno.

En el mensaje habla del motivo por el que fue citado a entrevista por parte de la Seguridad del Estado, entre otras cosas para decirle que cerrara su proyecto “Dame la Mano” (página cuyo principal objetivo estaba dirigido a la comunidad LGBTI+)

«El hecho de la reunión de hoy fue, entre otras cosas, para que cierre la página de activismo Dame la Mano Cuba. Dame la mano la cree en el 2019, y con la ayuda de gente buena llegó a bastante público de la comunidad para la que nació. Incluso no soy yo el único que está detrás, somos varios los jóvenes que nos sentimos parte de algo con ella”, dijo en su perfil de Twitter.

Explica Moreno que su proyecto ha estado poco activo, solo ha tenido en cuenta expresar lo relacionado con el Código de Familias por el contenido que recoge el mismo en relación a lo que siempre ha pedido la comunidad LGBTIQ:


«Desde este momento queda oficialmente cerrada la página Dame la mano, hago pública mi renuncia a ella y al activismo por los derechos LGBTIQ (a esto último no se puede renunciar nunca, pero parece que es la indicación que bajaron de arriba ‘hazlo’)»

En su entrevista fue atendido por el agente Guillermo, quien le señaló sus delitos “contrarrevolucionarios”, siendo estos, desacato, mercenarismo y propaganda enemiga:

“Para finalizar mi visita en esa fea estación el agente Guillermo me hizo un resumen de cómo va mi actividad “contrarrevolucionaria” y cuáles son los delitos comunes que me siguen: Desacato, Mercenarismo, Propaganda enemiga.”, dijo en Twitter el youtuber.

Más de lo mismo ha ocurrido con el joven youtuber y activista a favor de los derechos de la comunidad LGBTI+, por el solo hecho de expresar su sentir en contra de la dictadura. En reiteradas ocasiones ha sido citado por la Seguridad del Estado, donde lo han amenazado con procesarlo judicialmente, fue sacado de la casa donde vivía rentado, en una ocasión fue amenazado por teléfono que harían públicas fotos íntimas de él en redes sociales si no dejaba de “meterse con la revolución”