Violaciones de derechos carcelarios a presos políticos en Cuba (Imagen tomada de Hablemos Press)

Desde Sibanicú, en Camagüey, Jiordan Marrero Huerta, presidente del Partido Demócrata Cristiano de Cuba, informa que tres opositores cubanos presos en la Isla denunciaron este miércoles múltiples violaciones por parte de las autoridades carcelarias, reporta Martí Noticias.


Marrero Huerta explicó que Felipe Martín Companioni, del partido Pedro Luis Boitel, quien cumple condena de siete años por los delitos de desacato, atentado y resistencia al arresto, «tomó la drástica decisión el día 5 del mes en curso de plantarse en huelga de hambre».

El disidente que fue sentenciado en noviembre de 2015, se encuentra en una de las celdas de castigo (conocida como Las Pateadas) de la prisión de Kilo 7, este miércoles cumple exactamente 20 días en huelga de hambre.

La Seguridad del Estado aplica medidas restrictivas a los prisioneros políticos en prisión, como la suspensión de las llamadas telefónicas, u otras, reveló el activista.

Con estas medidas, las autoridades intentan evitar que los reos hagan denuncias sobre las precarias condiciones en las que viven.


Por su parte, Enrique Bartolomé Cámbara Díaz, del Partido Demócrata Cristiano de Cuba «lleva más de dos meses en celda de castigo tapiada, con serios problemas de salud».

Cámbara Díaz cumple una condena de once años desde 2011, en la cárcel de Kilo 8 por el presunto delito de recortería de carne de res.

El acusado lleva la mayor parte de su tiempo en prisión en celda de castigo «por denunciar los abusos, las torturas que se cometen en estos centros penitenciarios», sostuvo Marrero Huerta.

El entrevistado también expuso el caso de Alexander Palacios Reyes, del Frente de Resistencia Cívica, quien está a punto de cumplir una condena de cinco años, por los presuntos delitos de desacato y atentado.

Palacios Reyes está preso en Kilo 8, con régimen de máxima seguridad.