Vicesecretario general de la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC), Alejandro Sánchez Zaldívar en el Aeropuerto Internacional José Martí (Imagen tomada de redes sociales)

El régimen de la Isla sigue regulando a opositores y activistas, lo que impide que estas personas puedan salir del país, la semana pasada, el vicesecretario general de la Asociación Sindical Independiente de Cuba (ASIC), Alejandro Sánchez Zaldívar no pudo viajar con destino a Ginebra, porque las autoridades cubanas impidieron que pudiese abordar el vuelo Air France #0943, el pasado 7 de junio, informa Diario de Cuba, citando reporte de la denuncia de ASIC.


Sin esgrimir razón alguna, y de manera arbitraria, las autoridades lo detuvieron, según el atropello que denunció la ASIC, información que la Asociación envió en una carta dirigida al director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder.

Dado que Sánchez Zaldívar fue invitado a participar como observador debidamente acreditado en la 108 edición de la Conferencia Internacional del Trabajo que celebra el centenario de la OIT, en Ginebra.

De acuerdo al organismo, «el representante de la ASIC poseía toda su documentación en regla —pasaporte vigente, la visa Schengen expedida por la Embajada de la República Francesa en Cuba y la acreditación como observador en la Conferencia—».

En la misiva la organización explica a Ryder que «como podrá constatar en el expediente que constituye el caso número 3271 presentado por la ASIC ante el Comité de Libertad Sindical, Sánchez Zaldívar aparece como una de las víctimas en varias de las violaciones relacionadas en el caso citado».


De acuerdo a la ASIC la represión del régimen de La Habana contra el vicesecretario de la Asociación «ha sido constante y sistemática», además de existir amenazas de todo tipo a sus familiares, y a la persona en cuestión, ha habido hostigamiento y detenciones arbitrarias.

Asimismo el organismo recuerda que el Gobierno cubano en reiteradas ocasiones prohíbe la salida del país a líderes sindicales independientes cuando viajan a eventos de formación u otros compromisos, «en contravención a todas las recomendaciones que, como parte del caso 3271, le hiciera al Gobierno cubano el Consejo de Administración de la OIT, en su 333 Reunión en Ginebra el 9 de junio de 2018».

No obstante la ASIC añade que «no deja de sorprender que las autoridades cubanas sean capaces de violar los derechos humanos y sindicales fundamentales de Sánchez Zaldívar precisamente cuando viajaba para participar en la Conferencia Internacional del Trabajo y en el júbilo de la celebración de los 100 años de la OIT y los principios de libertad y justicia social de la Declaración de Filadelfia».

La Asociación Sindical Independiente cubana pidió a Guy Ryder, director general de la OIT divulgar su denuncia en la 108 Conferencia Internacional del Trabajo, y adjuntar el expediente del caso 3271.