Régimen cubano acusa al Parlamento Europeo de «injerencista» (Imagen tomada de Canal Caribe)

El Gobierno cubano rechazó el jueves 28 de noviembre la resolución del Parlamento Europeo que condenó el encarcelamiento del líder de la opositora Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) José Daniel Ferrer, reporta Diario de Cuba.


Según la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional del Poder Popular cubana, un instrumento más del régimen, la resolución aprobada con 382 votos a favor, 243 en contra y 42 abstenciones en la Eurocámara es «injerencista y lesiva a la soberanía cubana», además de «desconocer la realidad cubana».

La resolución del Parlamento Europeo exige la liberación de José Daniel Ferrer, quien está siendo torturado en las mazmorras de la tiranía, desde el pasado 1 de octubre cuando fue apresado por las fuerzas del régimen.

Según la Asamblea Nacional «lamentablemente, tal pronunciamiento responde a la nueva campaña de calumnias orquestada por el gobierno de Estados Unidos de América como parte de su fracasada política de hostilidad y agresiones contra Cuba, acrecentada durante los últimos meses, que se ha estrellado contra la capacidad de resistencia del pueblo cubano».

De igual modo acusó a «un grupo de eurodiputados integrantes de algunas fuerzas políticas de derecha dentro del Parlamento Europeo», de hacerse eco de esa»»campaña» en «franca subordinación a las apetencias imperiales de Estados Unidos de América y de alineación con su política agresiva contra Cuba» y destacó que la resolución fue aprobada con el 56% de los votos.


El régimen también sostuvo que el hecho en sí «contradice el espíritu de diálogo respetuoso que ha primado en las relaciones entre Cuba y la Unión Europea».

Opositores y organizaciones defensoras de derechos humanos ha criticado el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación de Cuba con la Unión Europea, porque en el momento de las negociaciones no se tuvo nunca en cuenta a la disidencia y verdadera sociedad civil en la Isla, de igual modo ha sido en el pacto.

La Asamblea Nacional volvió arremeter nuevamente contra Ferrer, y lo calificó como un sujeto con «trayectoria delincuencial» documentada, las mismas acusaciones que han usado en una campaña que busca desacreditas al líder de la UNPACU.

Controlada por el Partido Comunista, cuyo primer secretario es Raúl Castro, «la Comisión de Relaciones Internacionales» reiteró que resoluciones como esas son «inaceptables» y «solo sirven de asidero y sostén a los intentos del Gobierno de Estados Unidos de América de destruir la obra noble y generosa de la Revolución cubana y para justificar su política de bloqueo, que constituye la más grave y flagrante violación de los derechos humanos de todo nuestro pueblo».