Regaderas para los vecinos «destacados» en los barrios de La Habana, la nueva iniciativa del ex espía Gerardo Hernández/Imágenes tomada de redes sociales

Cubanos tendrán que cultivar alimentos en los barrios de La Habana, ante el creciente panorama de escasez que se vive a lo largo y ancho de la Isla, mientras los altos funcionarios del régimen gozan del privilegio de tener sus refrigeradores surtidos.

El coordinador nacional de los Comité de Defensa de la Revolución (CDR) Gerardo Hernández entregó regaderas de acero inoxidable con capacidad de 10 litros de agua, a vecinos que se destacan en el programa de cultivo agrícola, así lo dio a conocer el ex espía en sus redes sociales.

En Twitter también se pueden ver las imágenes de los habaneros aplaudiendo la entrega de regaderas.

Las múltiples críticas de los internautas pueden leerse al pie de la publicación:

«Deberías regarte la calva, a ver si al menos las neuronas se estimulan. Pepelacero», tuiteó en respuesta Claudia González.

«Sin mencionar lo ridículo que resulta una regadera como premio…si analizamos cuanto invirtieron en gasolina, salario y tiempo en ese «acto» debe triplicar el precio de todo lo que se cosechó en ese jardín en este año. Hipócritas», comentó José Alfredo Cabrera.

«En este país se ha perdido la vergüenza. Mientras que el estado controla el 70% de las tierras productivas ponen al pueblo a sembrar en macetas para seguir con hambre. Eso que has dicho es una burla y falta de respeto», indicó Violeta.