Jason Aaron Gibson (Imagen tomada de NBC Miami)

Un recluso de los Cayos de Florida alimentó con iguanas, incluida una considerada mascota, a un cocodrilo en un pequeño zoológico administrado por la cárcel, informaron las autoridades, reporta NBC Miami.


Jason Aaron Gibson del condado de Monroe, fue acusado este lunes de crueldad animal. Según El Nuevo Herald, ya cumplía condena en la cárcel por robo de vehículos.

Otro de los presos confesó a los oficiales que estaba alimentando a un perezoso el domingo, cuando escuchó un golpe y vio a Gibson arrojando una iguana llamada Mojo en el corral del cocodrilo.

El animal de seis pies de largo mordió a Mojo y lo arrastró, no obstante Gibson había arrojado otra iguana al cocodrilo el mes pasado.

La granja de animales de la Oficina del Sheriff del condado de Monroe alberga a unos 150 animales confiscados o abandonados.