Sanciones de Estados Unidos a la familia Castro

Aunque la prensa estatal cubana ha obviado la noticia de las sanciones impuestas por EEUU al general Raúl Castro y a sus cuatro hijos, Alejandro, Déborah, Mariela y Nilsa Castro Espín debido a su participación en graves violaciones de los derechos humanos,el ministro de Relaciones Exteriores Bruno Rodríguez Parrilla, condenó la política de Washington hacia Cuba, y se refirió al uso de «medidas no convencionales» y de carácter extraterritorial, en una reunión del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), informa Martí Noticias.


Rodríguez Parrilla se refirió al paquete de medidas, pero no a las sanción puntual contra la familia Castro.

Según el canciller del régimen «Washington ha fortalecido su abierta hostilidad en su fracasada pretensión de destruir la Revolución cubana mediante la asfixia económica de nuestro pueblo».

Mientras la Embajada de Cuba en EEUU declaró se trata de medidas «inéditas, agresivas, no convencionales, que provocan impacto en el país, pero sus efectos serán temporales».

Rosa María Payá, promotora de la organización Cuba Decide, radicada en la ciudad de Miami, expresó a través de un comunicado:

«Apreciamos las acciones de los Estados Unidos reconociendo la grave crisis que sufre el pueblo cubano y sancionando a sus represores. Esperamos que las democracias de Las Américas se unan contra la impunidad de los personeros de la dictadura y tomen partido a favor del pueblo cubano, que es apoyar también al pueblo venezolano y la estabilidad democrática de toda la región».

Por su parte el opositor Orlando Gutiérrez Boronat, del Directorio Democrático Cubano, calificó la decisión como histórica ya que «Estados Unidos, la democracia más poderosa de la faz de la tierra, ha designado a la familia Castro como violadores de los derechos humanos, como corruptos que han participado y que han dirigido los crímenes de lesa humanidad contra los pueblos de Cuba, Venezuela y Nicaragüa».

Al tiempo que la Comisión Justicia Cuba, organización que persigue llevar a los tribunales internacionales a Raúl Castro por crímenes de lesa humanidad, felicitó a EEUU por las medidas.

Desde la Isla, algunos opositores cubanos ofrecieron su opinión a Radio Martí:

«La imposición de estas medidas es un recurso que generalmente se aplica cuando no funciona el diálogo y esto es lo que ha pasado con la dictadura cubana. Pienso que desde mucho antes se debieron aplicar estas medidas y poner en su justo lugar a quienes son los verdaderos causantes de la situación que existe en Venezuela y en Cuba y hacer la especificidad de que es la familia Castro porque, más que un gobierno, más que un partido, es la familia Castro la causante de la desgracia que existe en nuestro país», expresó Carlos Amel Oliva, líder juvenil del grupo opositor UNPACU.

«Ellos (el gobierno norteamericano) están hablando de algo muy interesante, están hablando de una situación hemisférica. Históricamente, los Estados Unidos han venido presionando al régimen cubano por las guerras en África, en América del Sur, en América Central y en el Caribe. Si no hubiera sido por esta presión, todavía hubiera tropas cubanas en África y en otros países de América Latina», comentó el periodista independiente
Alberto Méndez Castelló, desde Cuba.