El rapero cubano Maikel Osorbo que se cosió la boca lo hizo, pero no con hilo, sino con alambre, reveló Amaury Pacheco, amigo del artista que se encuentra en una celda de castigo por haberse declarado en huelga de hambre en la prisión de Valle Grande, informa CubaNet.


Según Pacheco, le sintió la voz rara al rapero, porque tenía los labios hinchados, y dijo que otro preso lo había llamado anteriormente para darle la noticia de que El Osorbo se había plantado, por lo que estuvo encerrado varios días.

Según una amiga del artista, Iris Ruiz, Maikel fue castigado nuevamente por no querer abandonar la huelga, y por añadidura decidió que la huelga fuera de hambre y sed, por lo que también fue enviado a la celda de castigo.

Amaury Pacheco confesó estuvo presente cuando El Osorbo le dijo a su mujer en la cárcel, “que lo dejara morir y ya”, porque a la madre de la hija del artista la fueron a buscar para que lo convenciera de abandonar la huelga de hambre.

“Explicó que eso de coserse la boca era un procedimiento normal en la prisión para llamar la atención. Que él en otras ocasiones lo había hecho, pero no por los mismos motivos”, reveló Pacheco.


Según Maikel “le cosen la boca, lo esposan de pies y manos, queda totalmente inmovilizado, le cortan los alambres de la boca y entonces lo meten en la celda de castigo”, detalló su amigo, que añadió ese es el procedimiento común para los plantados en Valle Grande.

Por su parte la actriz Iris Ruiz contó por vía telefónica que este fin de semana Maikel “no solo estaba con arritmia y decidido a dejar de tomar agua nuevamente, sino que se negaba a recibir asistencia médica”.

El régimen cubano quiere juzgar al rapero por un delito de “atentado”, pese a que no ha habido investigación o juicio alguno.

El Osorbo usó un espacio estatal para que sus amigos se manifestarán en contra del Decreto 349, que busca asfixiar a los artistas cubanos.

(Con información de CubaNet)