Junto al fin de la política pies secos pies mojados llegaron las deportaciones de cubanos producto de un acuerdo entre Estados Unidos y Cuba donde el gobierno de la isla decidió aceptar repatriados.

Según el gobierno de Estados Unidos ya tiene una lista de 2.746 cubanos que pueden ser deportadas en cualquier momento gracias al acuerdo con Cuba.

La lista está compuesta por un grupo de cubanos que abandonaron la isla desde el puerto de Mariel, en La Habana, en octubre de 1980 reporto BBC Mundo.

Los cubanos en esa lista de más de 2.000 personas nunca adquirieron la ciudadanía estadounidense y fueron condenados por delitos que le invalidan para residir en el país.


Otro aspecto de las deportaciones inmediatas establece que, si un cubano ingresa ilegalmente a Estados Unidos después del 12 de enero de este año, cuando entró en vigencia la nueva política migratoria, será devuelto si Estados Unidos así lo dispone, siempre y cuando no hayan pasado cuatro años entre el momento de su salida de la isla y el inicio del proceso de su deportación.

Cuba considera a un cubano inmigrante ilegal a partir de los 2 años de la salida del país, pero como parte del acuerdo el gobierno de la isla accedió a extender ese periodo a 4 años.

El Secretario de Seguridad Nacional Jeh Charles Johnson aseguro durante una conferencia de prensa que podrían haber más deportaciones fuera de los grupos mencionados pero serán evaluadas caso a caso.