Un proyecto de ley en Miami podría terminar con el pago de los molestos tolls en la ciudad del sol reportó Miami Herald.


El representante estatal Brian Ávila presentó el martes un proyecto de ley en la Florida que disolvería la Autoridad de Autopistas de Miami-Dade, que cobra peajes en las autopistas Gratigny Parkway y Airport, Dolphin, Shula y Snapper Creek. Según la legislación, el Departamento de Transporte de Florida absorbería la autoridad, comúnmente conocida como MDX, y los peajes cobrados en las cinco carreteras de la agencia se eliminarán una vez que se pague toda la deuda relacionada a ellos.

La mala noticia es que ana portavoz de MDX dijo que está previsto que la deuda sea pagada en su totalidad en 2045. Ávila dijo que la legislación no pretende impedir el plan Kendall Parkway de la autoridad, una controvertida extensión de $ 1 mil millones del Dolphin planeada a lo largo del borde de los Everglades para para aliviar el tráfico en el suroeste de Dade, muy congestionado.

La propuesta es parte de un amplio proyecto de ley general que también cambiará la composición de la organización de planificación de transporte regional de Miami-Dade y, como resultado directo del colapso del puente peatonal en la Universidad Internacional de Florida el año pasado, requiere que el departamento de transporte del estado apruebe los diseños para Proyectos en o sobre carreteras estatales. Además, a partir de 2022, el proyecto de ley obligaría a los condados a utilizar el dinero adicional del transporte exclusivamente en vías de ferrocarril y autobuses fijos.

El año pasado, según sus propios estados financieros, MDX generó $ 260 millones en ingresos, casi todos de peajes y tarifas. La autoridad fue creada por el estado en 1993 como un medio para mantener los dólares de los impuestos de Miami en el área en apoyo de las autopistas del condado, pero los críticos ahora dicen que la autoridad ha sesgado las prioridades e incentiva las expansiones de carreteras en lugar de planificar y gastar en transporte público.

La legislación propuesta no permite que el estado emita nuevos peajes en las autopistas una vez que caduquen los peajes de MDX. Requiere que el estado gaste el dinero de los impuestos a nivel local y limita las nuevas iniciativas de impuestos adicionales después de 2022 a una vida útil de 20 años.

«Creo firmemente que MDX se ha convertido en una carga financiera más que un beneficio real para la comunidad», dijo Avila en el reporte del Miami Herald. «No tienen en mente los mejores intereses del público».