La empresa petrolera canadiense Sherritt, informó que ha tenido que abandonar las operaciones en uno de sus pozos en Cárdenas, Matanzas por «problemas de perforación».


A través de un comunicado la empresa petrolera declaró que:

«Se perforó hasta una profundidad medida de 4.232 metros, de los 5.836 metros previstos, pero no se pudo llegar al objetivo debido a inestabilidades del pozo originadas en complejidades geológicas inesperadas».

David Pathe, presidente ejecutivo de la compañía aseguró que «si bien a través de este pozo no se pudo llegar al objetivo, nuestra opinión sobre el potencial del bloque 10 no ha cambiado».

Sherritt, que lleva 25 años en Cuba, afirmó a la estatal Prensa Latina, que los negocios en Cuba son los más importantes de la compañía.