Donald Trump. Foto: Captura de la pantalla Casa Blanca

El presidente Donald Trump aseguró que no cerrará nuevamente el país si una segunda ola del virus afecta a Estados Unidos.


«La gente dice que es una posibilidad muy distinta. Es estándar Y vamos a apagar los fuegos. No vamos a cerrar el país. Vamos a apagar los incendios», dijo Trump el jueves. «Ya sea una ascua o una llama, vamos a apagarlo. Pero no cerraremos nuestro país» reportó The Hill.

Varios científicos han asegurado de que hay una posibilidad muy alta de que aunque los casos bajen en el verano el virus pueda volver con igual o más fuerza en el otoño con la complejidad de también estar en temporada de gripe.

Los 50 estados han anunciado planes para comenzar a relajar las restricciones destinadas a frenar la propagación del coronavirus, abriendo sus economías a diferentes velocidades para que los estadounidenses puedan comenzar a regresar a la vida normal.

La decisión sobre si reintroducir restricciones en el caso de una segunda ola finalmente recaería en los gobernadores estatales, no en el gobierno federal. Mientras que la Casa Blanca emitió una guía para mitigar la propagación de COVID-19, fueron los gobernadores quienes instituyeron medidas de permanencia en el hogar y ordenaron el cierre de las empresas.


Aún así, Trump ha dejado claro su deseo de que el país se vuelva a abrir para abordar el daño económico causado por COVID-19.