Altos niveles de bacterias fecales han obligado a los funcionarios de salud a emitir avisos para nadadores en el área de North Shore de Miami Beach.


El Departamento de Salud emitió el aviso para la playa de la calle 73 frente a Collins Avenue después de que las muestras mostraran altos niveles de bacterias.

Dos muestras de agua superaron las normas federales para los «enterococci».

«Las muestras de agua de playa recolectadas en North Shore, en Miami Beach, la parte más meridional de Miami Beach, no cumplían con el estándar de calidad de agua recreativa para enterococci», dijo la oficina de Miami-Dade del Departamento de Salud.

La exposición a las bacterias fecales, que pueden provenir de la vida silvestre o las aguas residuales humanas, puede conducir a enfermedades o infecciones.