La policía de Miami Beach recibió una amenaza de bomba que los obligó a cerrar parte de Ocean Drive a la altura de la 9 calle.


Un poco más tarde las autoridades dijeron que la evacuacion quedaba como voluntaria por orden de los dueños de negocios y el trafico de peatones permanecía restringido.

Las policía está usando asistencia de la unidad K-9 para detectar una posible bomba.