South Pointe Park en Miami Beach tras su reapertura- Foto de archivo

Después de que una orden ejecutiva del gobernador Ron DeSantis llevó a la ciudad de Miami Beach a dejar de hacer cumplir su mandato de máscara COVID-19, la ciudad autorizó a la policía a comenzar a poner multas cualquier persona que se niegue a usar una cobertura facial antes del Día de Acción de Gracias y durante el fin de semana.


Según la nueva orden de la ciudad, la policía solo emitirá una multa si el infractor se niega a usar una máscara que se le proporcione. La medida entrará en vigencia el miércoles y durará al menos durante el fin de semana.

Las multas serán de $50, que se cobrará cuando esté permitido legalmente. La policía hará cumplir la orden en los corredores comerciales de toda la ciudad.

La orden del gobernador del 25 de septiembre suspendió el «cobro de multas y sanciones asociadas con el COVID-19 impuestas a las personas», lo que debilitó los mandatos de las máscaras locales. Si bien algunos municipios del sur de Florida, como Miami-Dade y las ciudades de Miami y Key West, han continuado emitiendo citaciones por máscara, Miami Beach dejó de hacer cumplir la medida de emergencia por completo siguiendo la orden de DeSantis.

Mientras tanto, el alcalde de Miami Beach, Dan Gelber, ha implorado repetidamente a DeSantis que haga que las máscaras sean obligatorias en todo el estado.