Una foto publicada como parte de la campaña publicitaria de la primavera 2018 de la marca Guess donde sale Jennifer López con un trasero enorme anunciando unos jeans han provocado polémica por el uso de photoshop en la imagen.

La publicación se llenó rápidamente de comentarios por el mal uso de photoshop para resaltar el trasero de la cantante puertorriqueña.