Podrían imponer toque de queda en La Habana a partir de las 11:00 pm, por la situación con el Covid-19/Imagen tomada de Cubadebate

Ante el sustancial aumento de casos de Covid-19 en Cuba, las autoridades están valorando las posibilidades de adoptar medidas más serias, y han anunciado podrían limitar el movimiento de personas en las calles de La Habana durante las noches, y cerrar piscinas y bares que incumplan con los protocolos estipulados.


Reinaldo García Zapata, gobernador de la capital, responsabilizó a los residentes de La Habana Vieja de las negligencias que han tenido lugar, y dijo allí tuvieron que cerrar un bar que hizo una fiesta.

«Ya vamos por seis, seis lugares de este tipo, que lo estamos cerrando y se están inspeccionando y si no somos consecuentes, hay que cerrar los bares», explicó.

El Gobierno de La Habana podría imponer un toque de queda en las calles a partir de las 11:00 pm, en un intento por frenar los contagios de coronavirus, en un contexto que parece salírseles de las manos, luego de que parecía controlada la pandemia en la Isla.

«Lo limitamos y ya. Y si es hasta las 11, personas en la calle será hasta las 11 porque hoy no se justifica que la gente esté en la calle sabiendo la situación que hay», agregó Zapata.


Este jueves 6 de agosto, el Ministerio de Salud Pública ha reportado 49 nuevos casos de Covid-19, la cifra más significativa desde el 1 de mayo pasado.

El país caribeño ha tenido hasta la fecha 2.775 contagios confirmados, 2.409 se han recuperado, 301 se mantienen ingresados bajo sospecha de haber contraído el virus, y 88 han fallecido por la enfermedad.

Según el portal oficialista en redes sociales Presidencia Cuba, en las últimas dos semanas La Habana ha registrado 131 casos de Covid-19.