Pobladores de Las Tunas haciendo colas de hasta cinco horas para alcanzar medicamentos en las farmacias estatales/Imagen tomada de Periódico 26

Pobladores de Las Tunas haciendo colas de hasta cinco horas para alcanzar medicamentos en las farmacias estatales, según el medio local Periódico 26 la principal causa es el embargo estadounidense, y otro factor es la «falta de liquidez de la economía» que impide adquirir las materias primas necesarias para elaborar las medicinas. Lo cierto es que la situación con los fármacos en el país comenzó a agudizarse a finales de 2017, desde entonces ha empeorado y afecta a pacientes de psiquiatría, cardiopatía, o a quien padece de una simple migraña, porque también escasean los analgésicos.


Algunos tuneros tuvieron que hacer colas «durante toda la noche en enero a fin de no perder el turno, rezos para que entrara el antihipertensivo».

Mientras en el mercado negro se dispararon los precios del diazepam y del clordiazepóxido, que llegó a costar hasta 200 pesos.

«Sabemos que en la calle venden medicamentos que hace cuatro y hasta cinco meses no entran a la provincia. ¿De dónde provienen? Puede ser que salgan, incluso, de un establecimiento nuestro; pero, si es así, lo hacen legal porque solo expendemos con indicación médica. Y ese es otro dilema que tenemos, las llamadas recetas de complacencia, un fuerte pilar de indisciplinas», indicó Raysa Pérez, especialista comercial de la Empresa Provincial de Farmacias y Ópticas.

Según Pérez «los nuevos recetarios no han cambiado nada ese paisaje. La gente hasta las imprime por su cuenta y no sé cómo se las agencia para darles validez».


«El otro día encontramos una persona con un tarjetón duplicado y, cuando lo revisamos todo, lo había hecho en su casa y no le faltaba un dato. Pasaba por un documento oficial», añadió.

«El trabajador nuestro que incurra en alguna fechoría, lo hace una sola vez, porque la medida es separación definitiva», sostuvo por su parte María del Carmen Ochoa Rojas, directora provincial de Farmacias y Ópticas, quien aseguró adoptan varias medidas para evitar las violaciones.

Pero cómo controlar el mercado negro en un país donde médicos y especialistas en farmacia no ganan lo suficiente para sobrevivir.