Las autoridades han advertido a la población mantenerse alejada del agua en la playa de la calle 53 en Miami Beach luego de que varias muestras indicaron que los niveles de bacteria eran demasiado altos.

El aviso fue emitido por el Departamento de Salud del Condado Miami-Dade el miércoles luego que dos de las muestras no alcanzaron la calidad de agua requerida en los niveles de enterococci, una bacteria que se encuentra en los intestinos de humanos y de animales.

Según se informó, la playa abrirá nuevamente cuando las muestras confirmen que no hay ningún peligro de contraer la bacteria.

(Con información de el Nuevo Herald)