Pelosi y republicanos del Senado rechazan el plan de estímulo más generoso de la administración Trump/Imagen de archivo

Sin acuerdo para un nuevo paquete de ayuda a estas alturas, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, demócrata por California, acaba de rechazar el plan más generoso hasta la fecha, por parte de la administración Trump. El mismo tampoco fue bien acogido por los republicanos del Senado, informa Local 10 News.


Según Pelosi, este plan significa «un paso adelante, y dos pasos atrás», y dijo todavía tiene la esperanza de que se pueda avanzar hacia un acuerdo.

La Casa Blanca había impulsado su oferta antes de que el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y Pelosi hablaran el viernes por la tarde; ya que el presidente Donald Trump está ansioso por llegar a un acuerdo antes de las elecciones de noviembre, incluso cuando los republicanos del Senado ven poco probable que el Congreso brinde un alivio.

Trump había dicho el viernes en Twitter que «las negociaciones de alivio por el Covid-19 estaban avanzando, iban a lo grande».

Fuentes familiarizadas indicaron que la nueva oferta totaliza alrededor de $ 1.8 billones, con un componente clave de alivio fiscal estatal y local que se mueve de $ 250 mil millones a al menos $ 300 mil millones.


La Casa Blanca dice que su oferta más reciente antes de eso fue de aproximadamente $ 1.6 billones.

Sin embargo, las fuentes detallaron que no estaban autorizados a discutir públicamente negociaciones privadas, y hablaron bajo condición de anonimato.

La oferta pública más reciente de Pelosi fue de aproximadamente 2.2 billones de dólares, aunque eso incluyó un aumento de impuestos a las empresas que los republicanos no aceptarían.

Pelosi dirigió una carta el sábado a sus colegas, en la que aclaró que esta «propuesta equivalía a un paso adelante, dos pasos atrás. Cuando el presidente habla de querer un paquete de ayuda más grande, su propuesta parece significar que quiere más dinero a su discreción para otorgar o retener».

Pese a las preocupaciones que la demócrata ha abordado, dijo tener la esperanza de que los acontecimientos de ayer, acerquen a ambos partidos a un acuerdo sobre la ayuda para aliviar los problemas de las familias estadounidenses.