Pasajeros que viajaban en el crucero de la compañía Bahamas Paradise, el cual no pudo atracar en el puerto de La Habana el pasado 15 de febrero, están pidiendo un reembolso de su dinero tras el fallido viaje.


El pasado 15 de febrero al crucero “Bahamas Paradise” le fue negada la entrada a Cuba en un viaje que de haberse concretado sería considerado histórico por algo muy peculiar: La agencia de viajes “Viva Travel” aseguró haber logrado un acuerdo con el gobierno de la isla para que los pasajeros invitaran a sus familiares en Cuba a subir al barco durante la estadía en el puerto.

Sin embargo, una vez en las proximidades del puerto el gobierno cubano no permitió que la embarcación se acercara.

Telemundo51 conversó con uno de los pasajeros quien se encontraba entrando a la agencia ubicada en Hialeah, y quien asegura que solo quieren que se le devuelva el dinero que pagaron por sus viajes ($600) y por subir a sus familiares a bordo ($500).

Otro pasajero en comunicación telefónica dijo que solo hay un acuerdo verbal de que el dinero será devuelto; no se ha firmado ningún documento con este efecto.


El medio confirmó que 182 pasajeros, en forma colectiva, buscan demandar legalmente a la línea naviera “Bahamas Cruise Line”. Exigen una compensación por gastos incurridos.

El abogado Avelino González quien ha sido contactado por los afectados dijo a Telemundo estar valorando todas las opciones.

“La línea de cruceros pudiera haber considerado esto de anticipación de poderse presentar una situación como esta, sobre todo en un viaje tan atípico, que en vez de bajarse en Cuba los pasajeros lo que hace es montarse personas, cosa que no es lo que normalmente sucede en las líneas de cruceros”, dijo González.