El vuelo 895 de United Airlines que hacia la ruta de Chicago a Hong Kong tuvo que hacer una parada de emergencia en Alaska, luego de que uno de los pasajeros hiciera un desastre en dos baños del avión.


El hombre esparció heces en los baños y trató de meter su camiseta por el inodoro, según le dijo el oficial Joe Gamache a la agencia AP.

El piloto tuvo que desviarse y parar de emergencia en el aeropuerto de Anchorage, en el estado de Alaska, a las 6:30 p.m.

Al aterrizar, el hombre fue interrogado por las autoridades y trasladado a un hospital para un examen psicológico.

La aerolínea dijo en un comunicado emitido el viernes que “el vuelo tuvo que ser desviado a Anchorage debido a un pasajero problemático”.


Las autoridades no han determinado si le presentaran cargos al pasajero.