Una pasajera de United Airlines dijo que intentó ir al baño durante un vuelo, y que luego fue humillada por un auxiliar de vuelo.

Nicole Harper es enfermera y madre de dos hijos. El 10 de abril, la mujer se montó en un vuelo de la aerolínea United desde Houston a Kansas City.

Harper dijo sufre de vejiga hiperactiva, lo que la obliga a visitar el baño con frecuencia, por lo que le pidió a una auxiliar de vuelo permiso para ir al baño.

Cuando el empleado de la compañía se negó a dejarla ir a hacer sus necesidades, la pasajera le dijo indignada que tenía dos opciones.


“Les dije: o me dejan usar el baño o voy a necesitar un vaso”, dijo la mujer en entrevista con la televisora KSHB.

Como respuesta, le trajeron un vaso de plástico desechable. Al no tener otra opción, la mujer dijo que tuvo que orinar en el vaso que le dieron.

“Todo lleno de gente, extraños”, contó la madre. “No entendían que yo no tengo control de esta situación”.

Harper ha emitido una queja con United Airlines y el Departamento de Transporte.

“Deben enfocarse más en sus clientes y tener mejor atención”, dijo.

Por su parte, la aerolínea emitió un comunicado, diciendo que están en contacto con Harper. Pero la versión de la empresa y la de la pasajera sobre el incidente son distintas.

“Los informes iniciales de nuestros asistentes de vuelo indican que la señorita Harper trató de ir al sanitario en el descenso final y que fue instruida a permanecer sentada con el cinturón de seguridad de acuerdo con las regulación de la Administración Federal de Aviación”, lee el comunicado.

“La situación descrita por la señorita Harper y nuestros empleados es preocupante para todos los involucrados. Hemos contactado a Harper y a la aerolínea Mesa Airlines para entender mejor lo ocurrido”.

Harper dijo que incidente no ocurrió durante el descenso del avión sino durante el momento que prestaban servicio de bebidas.

(Con información de Telemundo)