Lucie Bahetoukilae es una pasajera que compró un boleto aéreo con la compañía norteamericana United Airlines con el fin de viajar de Newark (New Jersey) a París.

Sin embargo, debido a un error del personal de la aerolínea, se embarcó en el vuelo equivocado y terminó viajando a San Francisco (California).

Cuando la señora Bahetoukilae subió al avión e intentó buscar su asiento, se dio cuenta de que estaba ocupado, entonces se dirigió a uno de los asistentes de vuelo y este la ubicó en otro, sin verificar correctamente el boleto.

Ni el personal de la puerta de embarque, ni ninguno de los trabajadores de la aerolínea se percataron de que Lucie estaba en el vuelo equivocado.


Medios de prensa aseguran que lo sucedido fue que United Airlines cambió la puerta de embarque del vuelo que iba a París, pero Lucie no habla ni entiende inglés, así que no se enteró del cambio y entró en el avión equivocado sin que nadie la detuviera.

United Airlines, por su parte, se ha disculpado con la señora y le ha otorgado como recompensa por lo sucedido la posibilidad de programar otro viaje completamente gratis.