Pareja en St Louis sale armada

El martes, un gran jurado acusó al matrimonio de St. Louis que exhibió armas de fuego mientras cientos de manifestantes marchaban por su calle privada.


Al Watkins, el abogado de la pareja, confirmó a The Associated Press las acusaciones contra Mark McCloskey, de 63 años, y su esposa, Patricia McCloskey, de 61.

Lo McCloskeys están acusados de un delito grave por uso ilegal de un arma. Los acusa Kim Gardner, la abogado de circuito de la ciudad de St. Louis. Gardner dijo que la exhibición de armas corría el riesgo de derramamiento de sangre en lo que calificó como una protesta pacífica.

La pareja sostienen que la protesta no fue pacífica. Dicen que los manifestantes llegaron a la calle privada después de derribar una puerta de hierro e ignorar una señal de «Prohibido el paso», y dijeron que se sentían amenazados.

El matrimonio se convirtió desde entonces en héroes populares entre los conservadores. Dijeron que simplemente estaban ejerciendo su derecho de portar armas de la Segunda Enmienda y que estaban protegidos por la ley estatal.


El caso ha llamado la atención del presidente Donald Trump, y el gobernador republicano de Missouri, Mike Parson, ha dicho que perdonará a la pareja si son condenados.

Ambos fueron invitados especiales en la convención republicana donde condenaron a los líderes de su estado a quienes identificaron como demócratas «izquierdistas».

El incidente ocurrió el 28 de junio cuando los manifestantes caminaban hacia la casa de la alcaldesa Lyda Krewson, a unas cuadras de distancia. De repente decidieron virar hacia la calle de los McCloskeys, lo que provocó la confrontación que se grabó en el video del teléfono celular. Mostraba a Mark McCloskey frente a la casa de 1,15 millones de dólares armado con un rifle AR-15 y a Patricia McCloskey con una pistola semiautomática.