El pasado 30 de marzo una paraje de los Cayos robó el catamarán de 40 pies, nombrado Kaisosi, para irse de EEUU de luna de miel a Cuba, informa El Nuevo Herald.

Aaron Burmeister, de 46 años, y Ashley McNeil, de 32 años, de Big Pine Key, fueron arrestados cerca del centro turístico de Varadero, en la costa norte de la Mayor de las Antillas, el 1 de abril, y pasaron seis meses en una prisión en la Isla.

En septiembre la pareja fue devuelta a Estados Unidos, y de inmediato fueron arrestados por agentes federales en el Aeropuerto Internacional de Miami.

El hombre declaró que creyeron que el barco había sido abandonado cerca de Little Torch Key, en Newfound Harbor.


Burmeister dijo que al darse cuenta ya estaban a mitad de camino, en Alta mar.

McNeil y Burmeister enfrentan cada uno cinco años de cárcel, por haber conspirado para transportar una embarcación en comercio exterior.

El Tribunal de Distrito de EEUU en Cayo Hueso dictará sentencia para ambos, el próximo 7 de enero.

Hector Cisneros, dueño de la embarcación declaró que la compró por $350.000, el pasado año.