Según informaron este miércoles medios locales, un hombre que fue rescatado en estado grave, luego de quedar sepultado bajo una duna en una playa de San Agustín, al noroeste de Florida, que él mismo excavaba, y se desplomó, murió hoy en el hospital donde lo habían internado.


Lee Goggin, texano de 35 años, estaba vacacionando en la playa Crescent, cerca de San Agustín, junto a su familia (esposa y tres niños), el pasado domingo cuando ocurrió el terrible accidente por el que falleció.

La familia vio cómo la duna caía sobre Goggin, quien quedó sepultado bajo unos 4 pies (1.20 metros) de arena compacta, dijeron los alguaciles.

Desesperadamente su familia intentó sacarlo a la superficie, excavando con las manos y ayudándose con una tabla de surfing (deporte acuático), pero al ver que no lo lograban, llamaron al 911, emergencias.

De acuerdo al diario Sun Sentinel, el equipo de rescate finalmente pudo liberar al hombre de 35 años, y reanimarlo en el lugar, pero al ver el estado crítico en que se encontraba lo llevaron al hospital St. Augustine, donde según dijo su hermana que también lo acompañaba en sus vacaciones, Lee Goggin murió.


Para recaudar fondos, la familia creó una página en el portal GoFundMe, y ha recibido hasta el momento unos 35.000 dólares.

En la web, la familia de la víctima, explica que “Lee estaba construyendo un túnel en la arena cuando esta colapsó sobre él”.

(Con información de El Nuevo Herald)