El padre de Frank Ordoñez, el joven conductor de UPS que murió baleado en Miramar tras un intercambio entre la policía y dos ladrones, dio declaraciones a Telemundo Noticias y asegura que la culpa de la muerte de su hijo es de las autoridades.


Joe Merino, dijo que se trató de una «una cacería humana» en la que «hubo negligencia» por parte de los policías.

«La policía mató a mi hijo, los sospechosos no fueron», dijo Merino dolido.

«Mi hijo sale por la puerta del pasajero gateando con las manos en el aire, con las manos libre. Con un uniforme carmelita como del color del camión. Y todo el mundo tiró, toda la policía tiró», recordó Merino, quien todavía no cree lo sucedido.

«¿Por qué no esperaron a los SWAT para negociar? Tenían rehenes allí». La pregunta de Merino viene seguida de una mirada crítica a las decenas de tiros en el transporte de UPS. «Había como 30 o 40 balas contra ese camión y murió una persona que estaba en un carro».


Ordoñez deja dos niñas pequeñas de 5 y 3 años de edad.

«Le robaron a su papá», lamentó el dolido padre de la víctima.

Merino, quien no es el padre biológico de Frank, lo crió desde los 10 años de edad y lo recuerda como un joven que «siempre tenía una sonrisa, era un muchacho noble». 

El hombre cubano explicó que la familia materna es de procedencia ecuatoriana y que el joven de 27 años habría nacido en Guayaquil.

Merino dijo que la mamá de Frank, quien no ha dado declaraciones, está destruida. En la entrevista a Telemundo dio detalles de la vida familiar del joven, como era con sus hijas, su madre, y los planes que tenían juntos para este próximo fin de semana.