Fotos de Facebook @LeannRose

Otro reciente caso de la bacteria «comecarne» se ha reportado en una de las playas del oeste de la Florida.

La víctima, Leann Rose de Port Charlotte, se encontraba en la playa de Manasota Key días antes del 4 de julio.


Leann Rose contó el caso en su cuenta de Facebook, que tenía una pequeña cortada en su pie que estaba cicatrizando cuando fue a la playa. Pero varios días después de sumergirse en el agua la extremidad estaba tan hinchada y le dolía tanto que no podía caminar.

Rose recuerda bromear con algunos amigos sobre la bacteria, sin poder imaginar que realmente había sido contagiada por la misma.

Rose acudió al hospital, en donde le diagnosticaron con la infección de un tipo de «bacteria comecarne» y tuvo que ser sometida de inmediato a cirugía para que le extirparan parte del tejido.

Rose advierte en su cuenta de Facebook que la presencia de la bacteria en el agua es real. «Tan triste que mi lugar favorito ahora está infectado no solo con la marea roja sino también con las bacterias que comen carne. Tengan cuidado, amigos», advirtió la mujer en su Facebook.


Manasota Key se encuentra en la costa suroeste de la Florida, al oeste de Port Charlotte y Punta Gorda, en la jurisdicción del condado de Port Charlotte.

A finales de junio una turista murió por complicaciones durante una cirugía para remover tejido dañado por la bacteria que contrajo en una playa de la isla Anna Maria.

También a finales de junio, una adolescente se sometió a cirugía tras contraer la bacteria en la playa de Destin en el noroeste del estado.