Hoy 13 de agosto empiezan en toda Cuba las reuniones en centros laborales, de estudios y comunidades, que estarán orientadas por más de 7.600 dúos de ciudadanos seleccionados por el Gobierno, en lo que se supone será un proceso de consulta nacional del proyecto de nueva Constitución.

Miembros de la sociedad civil cubana se han mostrado críticos con respecto a la parafernalia del régimen.

La constitución cubana consagra el matonismo político, con el artículo 3, que estipula la “defensa de la patria socialista”, y la “traición a la patria” con el “más grave crimen”, según ha explicado el periodista independiente Reinaldo Escobar, del diario independiente 14yMedio.

En conclusiones, Escobar detalló que para el castrismo el que no está de acuerdo con el socialismo no está con la patria.


Por otra parte el miembro de la Mesa Coordinadora de Nuevo País, Manuel Cuesta Morúa asegura que el régimen busca legitimar la hegemonía del partido, y reproducir la constitución de 1940, manteniendo un férreo control del PCC (Partido Comunista de Cuba) sobre la sociedad.

Otros como Guillermo Fariñas del Foro Antitotalitario Unido, FANTU, cuestiona el proceso democrático que se está llevando a cabo con el debate constitucional en la Isla.

Para Fariñas se trata de un fraude e irrespeto con la ciudadanía cubana, pues afirma comenzarán a reprimir al que manifieste algo diverso a lo expuesto en el texto constitucional.

(Con información de Martí Noticias)