Tomás Núñez Magdariaga, miembro de la UNPACU (Unión Patriótica de Cuba), cumple hoy 21 días en huelga de hambre, para exigir a la Seguridad del Estado que le devuelva su dinero y objetos personales decomisados.


El opositor se encuentra recluido en su vivienda en Palma Soriano, Santiago de Cuba, con debilidad en las extremidades y afecciones en las cuerdas vocales, así mismo dijo a Radio Martí tenía la disposición de mantener la huelga hasta las últimas consecuencias.

El disidente cubano, de 66 años, fue objeto de un allanamiento de vivienda en enero de 2017 en el que, según declaraciones a Martí Noticias, le decomisaron dos memorias flash, dos celulares, $ 625 pesos en moneda nacional que había obtenido como arrendatario de habitaciones y una camiseta con el logo de UNPACU.

A finales del año pasado, se dirigió a las oficinas de la Seguridad del Estado de Santiago, para reclamar lo ocupado, luego de cumplir 10 meses en cárcel, 6 por impago de multa, debido a letreros antigubernamentales que utilizaron en su contra, y 4 meses, por “difamar de los mártires de la patria”, ya que Núñez Magdariaga puso música en su casa para celebrar la muerte del longevo dictador, Fidel Castro.

Yenisei Jiménez Reina, quien también es activista, comentó sobre el estado de salud en que se encontraba el opositor, el día martes: “Tomás Núñez tiene hoy 19 días en huelga de hambre, es un día donde está amaneciendo muy débil, porque lo ha atacado también una gripe muy fuerte y está sufriendo una gripe muy fuerte; tiene dolores en la garganta, le está bajando la presión y se siente muy débil”, detalló Jiménez a Radio Martí.


La disidente aseguró que en las casi tres semanas que ha permanecido la protesta, en dos ocasiones se ha presentado el jefe de la Seguridad del Estado, para que Núñez abandone la huelga, pero él ha insistido, en que hasta que no le devuelvan sus pertenencias, no abandonará la huelga de hambre.

“Nolberto”, como se hace llamar el agente de la Seguridad del Estado, le dijo que había llegado “a buscar limosna con escopeta”, cuando Núñez se presentó a reclamar sus objetos confiscados.

(Con información de Martí Noticias)