A lo largo de la semana, incluyendo el domingo, más de una decena de Damas de Blanco han sufrido detenciones en La Habana y Matanzas, según denunciaron opositores en la Isla.

De acuerdo al ex prisionero político Ángel Moya, fue el 130 domingo represivo contra la campaña #TodosMarchamos, y la tentativa de las Damas de Blanco a asistir a misa.

“Desde el jueves pasado fuerzas de la Seguridad del Estado y la Policía Nacional iniciaron una ola represiva contra las activistas del movimiento, fundamentalmente en Matanzas. Desde hace 72 horas hoy las activistas están sufriendo represión”, declaró a Diario de Cuba.

Mencionó los casos de Leticia Ramos Herrería, representante de las Damas de Blanco en Matanzas, Annia Zamora y Yanelis Moreno, detenidas en esa localidad, y “despojadas de juguetes navideños destinados a los niños”.


Zamora y Moreno fueron multadas con 2.000 pesos CUP, denunció la líder del movimiento opositor femenino, Berta Soler, en su cuenta de la red social Twitter, el pasado jueves.

Moya recordó, que en la capital fue arrestada María Cristina Labrada, quien permaneció arrestada por más de 48 horas.

Deysi Artiles, Micaela Roll, Gladys Capote, Marieta Martínez y Lourdes Esquivel, también sufrieron detenciones.

“El resto permanecen detenidas y las damos por desaparecidas porque no sabemos dónde se encuentran. Excepto Martínez (24 horas) las otras activistas llevan más de 48 horas bajo arresto”, agregó Moya.

“Este domingo han sido detenidas ocho Damas de Blanco en La Habana, cifra que puede ir en aumento, según vayan reportándose; cuatro pudieron asistir a misa. En Santiago de Cuba una activista logró participar en misa. En Holguín fueron arrestadas dos mujeres y un activista de derechos humanos”, acotó el disidente.

Saliendo de la sede en Lawton, fueron detenidas Berta Soler y Yolanda Ayala, quienes “permanecen al igual que el resto desaparecidas, e imposibilitadas de comunicarse”, dijo Moya.

Según la propia Soler, desde que comenzó el año, se ha recrudecido la represión contra las mujeres del movimiento, que mantienen su decisión de ir a misa, y participar en la campaña #TodosMarchamos por la libertad de los presos políticos cubanos.

(Con información de Diario de Cuba)