Miguel Díaz-Canel/Imagen de archivo

Alerta del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) sobre la nueva medida del régimen de eliminar el gravamen del 10% al dólar, aunque un comunicado del organismo con sede en Madrid, celebró el avance, advirtió la necesidad de «seguir de cerca la situación en las tiendas en divisas, para vigilar si el gobierno aumenta los precios para camuflar el antiguo gravamen», reporta Martí Noticias.


Según la nota de OCDH, «esas tiendas, controladas por los militares, suelen estar más abastecidas a diferencia de las de moneda nacional. A sus productos, incluidos los de primera necesidad, el gobierno impone márgenes de ganancia que rondan el 200%, según diversas fuentes».

Alejandro González Raga, director ejecutivo del OCDH, dijo que «no se puede aprovechar la alta demanda de artículos de primera necesidad para incrementar los precios que, en algunos casos, ya son de usura».

La OCDH explicó que la dolarización de la economía en Cuba terminará con un alto costo social en la Isla, no trayendo una real liberalización de la iniciativa privada, como tampoco políticas públicas dirigidas a sectores vulnerables como los adultos mayores.

Aunque es positivo que el sector privado exporte e importe, la OCDH lamenta que lo tenga que hacer a través de empresas estatales, ya que esto no contribuirá a que el proceso sea eficiente.