Arzobispo de La Habana, monseñor Juan de la Caridad García/Imagen tomada de La conexión USA

A través de un mensaje navideño la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, pidió tolerancia hacia el que piensa diferente en la Isla, «sana pluralidad» y «diálogo», reporta Diario de Cuba citando información original de AFP.


El mensaje emitido este sábado comienza diciendo, que «una buena noticia para los cubanos sería que la intolerancia dé paso a una sana pluralidad, al diálogo y a la negociación entre los que tienen opiniones y criterios distintos».

La Iglesia Católica de la Isla también pidió evitar «la violencia, la confrontación, el insulto y la descalificación para crear un ambiente de amistad social y fraternidad universal».

Durante el mes de noviembre, la Iglesia estuvo al pendiente de todo lo que ocurría con los huelguistas del Movimiento San Isidro, incluso una monja intentó llegar a la sede en Damas 955, La Habana Vieja, pero fue impedida por la Seguridad del Estado.

Sobre la denominada «Tarea de Reordenamiento», que trae consigo una reforma monetaria, los obispos esperan que «lejos de aumentar las preocupaciones de muchos, ayude a que cada cual pueda sostener a su familia con un trabajo digno, con el salario suficiente y con la siempre necesaria justicia social».


Al tiempo que abogan por el cese «de todos los bloqueos, externos e internos, y dar paso a la iniciativa creadora, a la liberación de las fuerzas productivas».

Por último la Iglesia expresó su deseo de «que los cubanos no tengamos que buscar fuera del país lo que debemos encontrar dentro; que no tengamos que esperar a que nos den desde arriba lo que debemos y podemos construir nosotros mismos desde abajo».