El gobierno de Estados Unidos suspendió hoy la política de pies secos pies mojados acabando con el trato preferencial y poniéndolos en la misma categoría que otros inmigrantes.

Obama además decidió suspender el Programa de Parole de Médicos Cubanos asegurando que entorpece la colaboración Cuba en temas de salud.

«Estados Unidos y Cuba están trabajando juntos para combatir enfermedades que ponen en peligro la salud y las vidas de nuestros pueblos. Al dar tratamiento preferencial al personal médico cubano, el programa condicional para los médicos contradice esos esfuerzos, y arriesga causar daño al pueblo cubano» dijo Obama.

Muchos médicos cubanos habían aceptado misiones para poder desertar y acogerse a este programa que les permitía llegar a Estados Unidos.