El ex presidente Barack Obama quien como presidente de Estados Unidos tenía un salario de 400 mil dólares al año más 100 mil en gastos, 50 mil en viáticos para viajes y 19 mil para entretenimiento quedara con un salario de por vida de 200 mil dólares al año.

Además de la exorbitante suma de dinero que pagan los contribuyentes por los ex presidentes, Obama contara con protección de por vida del Servicio Secreto.

Importante destacar que este tipo de beneficios lo tienen todos los ex presidentes lo que lo hace más alarmante todavía porque el gobierno busca cortar fondos en programas sociales para gastarlo en salarios y beneficios innecesarios para personas que no lo necesitan.