Coronavirus en Cuba. Foto: TonelloPhotography / Shutterstock.com

Luego del rebrote de casos de Covid-19, octubre podría presentarse como el mes más crítico para Cuba en medio de la pandemia, según los modelos científicos dados a conocer ayer miércoles en la Mesa Redonda informativa que se emite por la estatal televisión cubana, reporta Diario de Cuba.


El nuevo pico de coronavirus parece estar fijado en los gráficos para fines de octubre.

El portal oficialista Cubadebate reprodujo la explicación del doctor en Ciencias Raúl Guinovart Díaz, decano de la Facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, quien presentó una gráfica exponiendo que sí se cumplen todas las medidas establecidas por el Gobierno y de cumplirse el coeficiente de infestación «se daría el escenario más favorable».

Pese a que «se han adoptado un grupo de medidas, sobre todo en La Habana, que permitirán una reducción, en los próximos días aún veremos una tendencia al aumento de casos activos», advirtió.

A diferencia de la primera vez, cuando el pico estaba previsto para el pasado abril, la población se ha protegido de manera más lenta y, por lo tanto, «la situación es más compleja» ahora, precisó Guinovart.


Las proyecciones son que el crecimiento de los contagios sea bastante rápido, de acuerdo al académico «los recuperados también tienen una curva creciente; por lo tanto, eso va a balancear esta situación».

El doctor en Ciencias dijo que de igual modo el proceso de recuperación tiende a ser más lento, de ahí que «la presencia de la enfermedad» sea más larga en el país.

El pasado 25 de abril, el pico más alto de casos activos en la Isla fue de 847 enfermos, según datos oficiales, aunque más tarde se reportarían eventos de transmisión pequeños, la curva estuvo bastante plana todo el tiempo.

«Todos los modelos indican que la situación puede complejizarse», ahondó Guinovart, quien comentó que «la mejor solución que tenemos ante ello» es «protegernos».

«Debemos insistir en que esta enfermedad tiene una capacidad muy grande de transmisión, pues no solo se propaga de persona a persona, sino también a través de las superficies», añadió.

De acuerdo al profesor las medidas más efectivas siguen siendo usar el nasobuco, desinfectarse las manos y recomendó el «aislamiento físico».