Donald Trump y remesas a Cuba

Este miércoles 9 de octubre entraron en vigor las nuevas regulaciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos que limitan el envío de remesas a Cuba a $1,000 por persona máximo en un trimestre, informó Martí Noticias.


Un anuncio de septiembre de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) detallaba que «las remesas totales de un remitente (…) a cualquier ciudadano cubano no superarán los $1.000 en períodos mensuales consecutivos de tres meses».

Por otra parte el destinatario tampoco podrá ser un funcionario del régimen de La Habana, un miembro del Partido Comunista o familiares cercanos de estos.

«Estamos en una situación donde el gobierno cubano ha desaprovechado todas las oportunidades para salir de la crisis en que se encuentra el país, y ya uno no se puede oponer a que le aprieten un poco las clavijas», opinó el sociólogo Dimas Castellanos, quien sostiene nunca ha sido partidario de las medidas de un gobierno extranjero contra la Isla.

Con la enmienda quedan desautorizadas las remesas por donativos, antes permitidas por la OFAC, aunque no se ven afectadas aquellas destinadas al «desarrollo de empresas privadas y la operación de la actividad económica en el sector no estatal por parte de personas independientes».


Western Union compañía estadounidense utilizada por los cubanos para enviar remesas a sus familiares en Cuba, desde este miércoles presenta nuevas preguntas en el formulario de envío relacionadas con la entrada en vigor de la medida.

Para la Isla las remesas representan una entrada importante de divisas, según la consultora The Havana Consulting Group, en 2018 a Cuba ingresaron por este concepto 3.444.68 millones de dólares.