Miami Beach. Foto: Redes Sociales

No te alarmes si te encuentras restos de algas o “suciedad” en ciertas playas de Miami-Dade, como en en Crandon Park, Key Biscayne o North Miami Beach, en realidad son sólo algas marinas, parte del ecosistema, por lo que el Condado no puede recogerlas y tratarlas como basura, la aparente “suciedad” que disgusta a los bañistas en las playas, dan refugio a especies migratorias y es fundamental para cerca de 120 especies marinas, algunas en vías de extinción, reporta Diario Las Américas.

La gerente de comunicaciones y mercadeo del Departamento de Parques y Recreación del Condado Miami-Dade, Victoria Galván, señaló que las algas marinas “son parte del ecosistema”, y ese tema está regulado por el estado.


Galván habló de otro fenómeno adicional como la cría de tortugas marinas, cuya temporada inició el pasado 1 de mayo y finaliza en el mes de octubre.

Dichas tortugas llegan a las orillas de la playa, y dejan sus huevos en las algas, dado que no se permita utilizar maquinarias pesadas sobre la arena, ya que no pueden acabar con los nidos de especies en extinción, precisó la experta.

Lo único que está permitido en este caso, es retirar ciertos escombros de vegetación marina, y desperdicios que hayan dejado los bañistas.

El alga marina también puede ser arrastrada al mar, con una herramienta ligera, una especie de cuchilla, detalló.


Sin embargo, el alga regresará a la orilla cuando baje la marea, para luego con marea alta y ayuda de la herramienta el alga vuelva al agua.

Para los bañistas y visitantes que no entienden que es material marino, y contiene en su interior el alimento para peces, el alga puede resultar incómoda, pero Galván indicó no se debe alterar el ciclo de vida de esas especies.

“Nuestro mensaje para cualquiera que visite nuestras playas es que las disfrute, que respeten el hecho de que estamos compartiendo la vida marina. Es parte de la madre naturaleza”, comentó la especialista.